Espiritismo/Otros/Otros Autores

Abordar el suicidio en el espiritismo

Como aportación de uno de ustedes (a quien aprovechamos para agradecer infinitamente su colaboración, y nuevamente invitamos a todo el que quiera a colaborar) compartimos una pequeña, pero esclarecedora, entrevista al médium Divaldo P. Franco, que aborda el asunto del suicidio desde la óptica espírita.

Esperamos lo disfruten tanto como nosotros.

1 – Divaldo, ¿por qué decir no al suicidio?

El suicidio puede ser clasificado como un crimen hediondo.
Expresando la gran cobardía moral de su víctima, tanto como la manifestación de un egoísmo enfermizo, el paciente, cuando se encuentra dominado por cualquier problema o desafío, sin poder descargar la ira en aquel que lo perturba, se vuelve contra sí mismo, en el intento inútil de anular la existencia, lanzándose al abismo de sufrimientos indescriptibles.

En ese momento y en el lamentable estado de alucinación en el que se encuentra, deseando huir del enfrentamiento, no se acuerda de aquellos que lo aman, hiriéndolos cruelmente con su gesto infeliz.

Por otro lado, casi siempre se encuentra en estado de conciencia alterada, sufriendo un trastorno depresivo o una perversa obsesión espiritual.

Por lo tanto, suicidarse, jamás.

2 – ¿Es verdad que uno de los dolores más grandes en el mundo espiritual es el que vivencia el suicida? La frase: «Salí del sufrimiento para entrar en el tormento», ¿es real?

Real e infelizmente la frase es verdadera.

El suicida, al despertar en el Más Allá, adiciona los dolores del acto criminal a las aflicciones de las que deseaba evadirse.

Allan Kardec aclara que esos dolores están esculpidos en el periespíritu, que conserva todos los sucesos registrados, transfiriéndolos más tarde, al nuevo cuerpo físico, en el cual se presentan en cobranza inaplazable, en el sublime proceso de reparación.

Por lo tanto, es muy justo que sea cosechado el fruto amargo de la rebeldía, de la desesperación.
Nadie es autor de la vida, por esa razón, no tiene derecho de interrumpirla.

3 – ¿Qué sucede con el suicida después de la muerte del cuerpo?

Continúa viviendo, siendo esclavizado, no pocas veces, por Espíritus más perversos que los conducen a regiones de infinitos padecimientos, donde se encuentran otros, formando regiones depuradoras, denominadas por algunas doctrinas religiosas como el infierno, purgatorio, umbral.

En otras ocasiones, permanecen vinculados a despojos materiales en putrefacción, intentando reestructurarlos, sin conseguirlo o sufriendo los fenómenos degenerativos.

De acuerdo con el tipo de suicidio, considerando los factores agravantes y atenuantes, los sufrimientos serán el resultado de la necesidad evolutiva de cada Espíritu.

4 – Usted ha comentado el caso de su hermana, que optó por el suicidio hace varios años. ¿Podría narrarnos este caso?

Mi hermana Nair se suicidó el día 11 de noviembre de 1939, por motivos familiares que ignorábamos.

Con su gesto infeliz, toda nuestra familia sufrió mucho. Yo, que ya era médium sin saberlo, pasé a verla en sufrimiento indescriptible, sin que lo pudiese comprender. Esos dolores se prolongaron hasta el mes de febrero de 1972, cuando mi madre estaba desencarnando, y después del precoma, despertó, y me dijo: Hijo mío, tengo que irme, a fin de ayudar a tu hermana Nair que me está pidiendo que mitigue sus dolores, que la acaricie.

Se encontraba en un sufrimiento devastador, después de haber sido maltratada por Espíritus crueles y llevada a regiones punitivas, algunos eran los mismos que la llevaron al gesto desvariado, de las que fue liberada gracias a nuestras oraciones y al merecimiento de una existencia digna y sufrida.

Posteriormente reencarnó, por intercesión de nuestra progenitora, trayendo las marcas del veneno que habría ingerido, en forma de labio leporino bifocal y otras deficiencias del aparato respiratorio, permaneciendo en el cuerpo físico un poco menos de nueve años, cuando desencarnó.

5 – ¿Cómo se produce la recuperación del suicida en el otro lado de la vida?

La recuperación será a través del sufrimiento atribuido por sí mismo, cuando el fugitivo que deseaba liberarse de la vida, despierta para la realidad y se da cuenta de la locura que cometió, prosigue viviendo, programándose para el inevitable y desesperador rescate en una nueva existencia, cuando retornará al cuerpo con las marcas del acto anterior, en expiaciones reparadoras.

El sufrimiento en el Más Allá es apenas el comienzo del rescate que se prolongará en la próxima existencia, cuando aprenderá a someterse a los impositivos de la evolución.

6 – El libro «Memorias de un suicida», psicografiado por la médium Ivonne A. Pereira, es uno de los libros mediúmnicos donde el tema es abordado de mejor manera. ¿Podría comentarnos sus impresiones?

En el mes de junio de 1957, en la ciudad de Belo Horizonte donde me encontraba para dictar una serie de conferencias, inclusive la primera conferencia espírita en la televisión, en la época de la TV Tacolomi, hospedado en la residencia del Sr. Abreu y Dolores, tuve el inmenso placer de conocer a la médium Ivonne do Amaral Pereira, que residía en dicha ciudad, y, en esa ocasión estaba recuperándose de la fractura de su brazo derecho, consecuencia de una caída.

Invitada para acompañarnos a la ciudad de Pedro Leopoldo, a fin de participar de la reunión en que realizaba su labor el extraordinario médium Francisco Cándido Xavier, nos dirigimos esa misma noche en agradable conversación a dicha ciudad. Participamos de la labor espírita y, al terminar, en el momento de los abrazos, el médium Xavier nos recibió con su habitual cordialidad y, en la conversación que siguió, felicitó a nuestra querida médium, y le dijo: Ivonne, André Luiz me informó que el libro Memorias de un suicida es una de las mejores obras de los últimos cincuenta años y lo será en los próximos cincuenta.

Todos nos quedamos muy emocionados, inclusive, Ivonne lloró.

Mis impresiones, igualmente son de ese mismo quilate. Considero una obra que nadie podrá dejar de leer, después de iniciarse naturalmente, en el conocimiento de la Codificación Espírita.

7 – ¿Qué es un suicida indirecto?

El suicida indirecto es todo individuo que no respeta su propia vida, imponiéndose desgastes innecesarios, que abusa del organismo por el exceso de cualquier naturaleza, permitiéndose hábitos viciosos, conducta vulgar, pensamientos deletéreos, conversaciones soeces. Tabaquismo, drogadicción, alcoholismo, sexolatría, glotonería, vicio mental, son mecanismos del suicidio indirecto.

8 – Muchas personas, por desconocimiento, pueden estar cometiendo suicidio directo o indirecto, con abusos y excesos. Pero otras, más esclarecidas, inclusive con conocimiento de la Doctrina Espírita, pueden optar por esta salida. ¿Qué puede llevarlas a tomar esta decisión y cómo sería su situación en el Más Allá?

Jesús dijo que más se pedirá a aquel que más recibió.

Alguien que tiene conocimiento de las propuestas libertadoras del Espiritismo nunca tendrá motivo de excusa para pensar en suicidio ante los infortunios, sinsabores de la vida, porque sabrá que existen razones poderosas para estos sucesos.

Por más que se rebele ante las imposiciones depuradoras que la existencia presenta, dispone de los valiosos recursos de la oración, reflexión, lectura edificante, terapias espíritas como el pase, agua fluidificada, desobsesión, a fin de enfrentarlas en paz y confianza.

Los demás, aquellos que todavía no conocen el Espiritismo, aunque menos responsables en vista de la ignorancia de los efectos dañinos del acto infame, saben, a través de la doctrina religiosa a la que se vinculan, que el suicidio es considerado crimen injustificable. Inclusive, si se hubiera entregado por completo al materialismo, el sentido común y la lógica le dicen que, al no ser autor de la vida, no tiene el derecho de interrumpirla.

9 – ¿Cómo podemos ayudar a nuestros hermanos suicidas? 

Ayudémosles, envolviéndolos en dulces oraciones de ternura, compasión, solidaridad, a través de los buenos pensamientos que les dirijamos y, en el caso de los familiares, evitando recordarles con los pensamientos el gesto desdichado cometido y disculpándolos.

El amor es siempre el mejor remedio para cualquier situación de la existencia humana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s