Mayombe

Amarrar las cuatro esquinas

En tiempos pasados, nos cuentan fb_img_1486378196977nuestros mayores, la religión era una cuestión perseguida en la isla de Cuba. En esos tiempos, añaden, no sólo se llevaba aún con más secreto (si cabe) las cuestiones religiosas, sino que los plantes que reunían números elevados de personas no eran ni una cuarta parte de lo habituales que son hoy en día.

Las cuestiones religiosas, muy especialmente en lo que al Palo Mayombe se refiere, se llevaban en confianza dentro del seno familiar. Ni tan si quiera abarcante a todos sus componentes. Teniendo en cuenta esta idiosincrasia no parece tan inverosímil que los juegos de palo que reuniesen a un número considerado de iniciados fuesen de por sí escasos y siempre muy movidos por poderosas razones.

Existía siempre la posibilidad de que las autoridades se presentasen en el juego de palo, y todos o buena parte de los asistentes terminasen por dormir en algunos maltrechos calabozos, sin la seguridad de recibir un buen trato… pues de todos era sabido que “al brujo le daban cuero”, a menudo con el beneplácito de las autoridades eclesiásticas que al día siguiente predicarian, de forma irónica, por el amor al prójimo.

No se sabe cuando nació la costumbre de amarrar las cuatro esquinas, pese a que como a todo, si tomamos 3 Nganguleros tendremos 9 teorías distintas y una discusión asegurada. Lo que sí sabemos de verdad, porque consta, es que ya en el S. XIX el procedimiento era llevado a cabo por numerosos sectores de la religión.

El protagonista era el Mazango, una hierba (hoja más bien) bastante importante dentro del culto; protagonista en este procedimiento, obligatoria en el rayamiento, útil en determinado tipo de Nsaras, entre otras cosas bastante importantes. Y nos referimos, para ser más explícitos, a la hoja de maíz… pese a existir algún sustituto empleado en algunos Munanzos.

La intención del procedimiento era invisibilizar el lugar donde se realizaba la ceremonia, protegerla de irrupciones no deseadas, pero tambien conllevaba intenciones protectoras de cálculo infinito, sino ¿por qué tanto Ngangulero hoy tiene las esquinas amarradas, aún gozando de libertad de culto? El Nkangue (amarre) de las 4 esquinas, cierra el lugar a enemigos, personas (y seres) de mala intención, brujería, y si por supuesto: interrupciones ceremoniales.

Son tomadas las tierras de las cuatro esquinas del lugar, mezcladas con ciertos elementos importantes, y amarradas con el mazango, así como rezadas con rezos de intención específica. Sobre las patipembas adecuadas, y a menudo los diferentes Munanzos tienen las suyas propias para este procedimiento, son arreadas con Fula a la vez que Mambos pensados para este fin son entonados. Como en todo, la confirmación del fundamento determina que está correctamente hecho, y el destino de este Nkangue puede variar por diversos motivos que dejaremos el lector investigue con sus mayores.

No hay una sola manera de amarrar las cuatro esquinas, aquel que haya presenciado juegos de palo de diferentes linajes, habrá podido observar ciertas variaciones dependiendo mucho del linaje y sus tratados personales. Como siempre, nos gusta hablar de manera genérica, evitando así sectarizar procedimientos, dando al lector la posibilidad de profundizar y afinar al pie de su mayor la manera que es apropiada en su Munanzo.

Por ponerles un ejemplo, los Mambos que nosotros utilizamos para Nkangar las 4 esquinas, es exactamente el mismo Mambo que yo aprendí en mi propio Munanzo. Sin embargo, en plantes de otros Munanzos jamás escuché ese Mambo, sino otros, unas veces más complejos, otras veces más sencillos. Nunca he pensado que el procedimiento del vecino es peor que el mío, pues en esencia, al observarlo, he visto exactamente las mismas características: con no pocas coincidencias exactas, mas diferentes Mambos, o bien diferentes firmas, o bien pequeñas variaciones en la lógica del procedimiento… pero siempre la misma idea subyacente, y siempre el mismo éxito final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s